Decoración de estilo contemporáneo para tu hogar

Decoración contemporánea

Decorar tu hogar en un estilo contemporáneo no es tan difícil como puede sonar. Algo interesante sobre este tipo de decoración es que en la actualidad está de moda lo que es atemporal, y esa es una verdadera ventaja, tomando en cuenta que favorece a la salvaguarda del estilo durante mucho tiempo.

Otra ventaja del estilo contemporáneo de la decoración de interiores es que no se necesitan demasiados elementos o demasiado dinero para poder lograr acabados con los que nos sintamos realmente satisfechos y convencidos. En ese sentido, una de las premisas de la decoración de estilo contemporáneo en casa es que “menos es más”.

Combinación de tonalidades tierra con un toque de vivacidad

Los colores con los que se suele decorar toda casa vanguardista y contemporánea, definitivamente son los más neutros, desde el blanco puro, hasta el negro, pasando por tonalidades grises y por supuesto todas las combinaciones de colores tierra conocidos. Entre los que más destacan se encuentran el marrón, el beige y los colores crema.

Es importante tomar en consideración que la decoración en estos colores tiende a tornarse un poco sobria y monótona, es por eso que un toque muy moderno es adicionar uno o un par de elementos con colores vivos, que lleguen para resaltar en medio de la sobriedad de los colores de la modernidad.

Preferiblemente, se recomienda que los colores que se utilicen con los tonos neutros sean azules o verdes, mientras que con las tonalidades terrosas funciona mejor algunos toques de rojo, siguiendo con la línea de la decoración cálida y acogedora. Lo más recomendable es que esos elementos que se van a colorear con colores vivos, sean sillas, muebles u otros tapizados.

sillon giratorio piel
Ver producto: Sillon Taycan

El secreto está en los acabados vanguardistas

Los materiales que se utilizan hoy día para la decoración moderna, deben ser aquellos de textura lisa y brillante, resistente pero delicada. En este tipo de decoración poco funcionan los acabados rústicos, sino que por el contrario, predomina la elegancia, el buen gusto y la delicadeza, pero sin dejar de lado la resistencia y durabilidad de los materiales que se utilizan en la decoración.

Sobre los acabados en objetos decorativos, podemos decir que es realmente importante tener detalles metálicos, en cromo o acero inoxidable. Otro material que es ampliamente usado y que aporta gran valor a la decoración es el níquel. Del mismo modo, en el caso de objetos que no solo cumplan una función decorativa, sino que también sean parte fundamental de la funcionalidad del hogar, se recomienda utilizar materiales como vidrio y laminado, este último en el caso del revestimiento del suelo.

El vidrio, como ya decíamos antes, es un excelente aliado no solo para decorar, sino también para aportar y garantizar en casa, ambientes limpios y seguros. Además, el vidrio es un material muy resistente y tiene la capacidad de perdurar en el tiempo sin deteriorarse, siempre y cuando se mantenga un buen hábito de limpieza y mantenimiento.

Salon moderno
Ver producto: Mueble de salón Loft 12

Iluminación sutil y directa

En la decoración moderna la iluminación es la base de todo. Se puede tener una decoración hermosa dentro de casa, pero si ese espacio carece de iluminación, natural o artificial, entonces es un trabajo perdido. Cuando hablamos de iluminación sutil o directa, nos referimos a la capacidad de iluminar el ambiente con luz natural o con luces artificiales que pueden o no tener suficiente intensidad.

Algo de lo que poco se habla sobre la iluminación de los espacios, es lo que ocurre después que cae el sol. Es decir, en un espacio en el que tengamos iluminación natural, ¿Qué podemos hacer cuando ya se esconde el sol y empieza a asomar la noche? Y la verdad es que la respuesta es sencilla. Esos espacios que durante el día se iluminan con luz natural, necesitan una iluminación mucho más cálida en la noche, por lo que es recomendable colocar iluminación tenue o fuerte, dependiendo del espacio del que se trate, para iluminar el espacio acorde a tus necesidades.

En lugares donde solamente tienes la posibilidad de colocar luz artificial porque no existe manera de traer la luz natural, se recomienda colocar lámparas empotradas a la pared, para dejar las paredes lo más limpias posibles para colocar cuadros u otros elementos decorativos que puedan aportar más valor a los diferentes lugares de casa. Por ejemplo, un buen lugar para colocar este tipo de luces empotradas, que son bastante focalizadas, puede ser la cocina.

Los bombillos focalizados y empotrados en la cocina son excelentes para iluminar hasta los más recónditos lugares dentro de la cocina, y por supuesto asegurar una mejor visual cuando de cocinar se trata.

lampara en cobre
Ver producto: Lámparas Albeniz

Las telas son la guinda del pastel

Cuando decimos que las telas son la guinda del pastel, es porque lo son. En nuestra decoración contemporánea, debemos apostar por telas crudas y naturales tales como seda, lino y otras parecidas, que puedan ayudar a mejorar la impresión de cada uno de los espacios. Estas telas se utilizan generalmente en la tapicería de muebles y sillones.

Algo interesante sobre este tipo de telas naturales, es que el color que escogemos para tapizar resalta mucho mejor entre todas las demás texturas bastante lisas, sin tallas y sin tantas decoraciones y acabados exagerados. Este tipo de tela es perfecta para cuando queremos un ambiente más elegante que rústico.

También es importante que sepas que estas telas funcionan perfectamente para el interior del salón, más que para el jardín o la terraza, donde la recomendación se decanta más hacia cuero o pieles. Las telas naturales no solo se pueden utilizar en el tapizado de muebles y puffs, sino que también son ideales para decorar el lugar con otros elementos como alfombras, cojines de las sillas de comedor o incluso protectores para los muebles.

sofa azul moderno
Ver producto: Sofa Andrea

Muebles lisos sin tallar

Es importante saber que los muebles lisos es lo que está en tendencia. Dejamos en el pasado todo tipo de tallados en las maderas y forja en los adornos fabricados en metales. Todas las texturas, mientras más lisas y con acabados más sencillos, mejor. En esta época el protagonista no son los muebles, sino que es el espacio como un conjunto. Todos los elementos funcionando en simbiosis y en armonía uno con otro, ayudará a que toda la decoración resalte por igual.

Tomando en cuenta esta última premisa, no es necesario optar por muebles con tallados exagerados, sino más bien por unos con superficies completamente lisas, si es posible sin pomos en los cajones. Esto ocurre en todo tipo de muebles, desde las camas hasta otros como repisas, cómodas, mesitas de noche y cualquier otro mueble que te puedas imaginar.

Esto funciona no solamente con los muebles de madera, sino que es ideal sobre todo con las estructuras en metal y vidrio, las cuales funcionarán mucho mejor si se mantiene una superficie libre de tallas y de cualquier otro elemento que le haga parecer texturizado. Las texturas se las dejaremos en esta oportunidad, a la decoración más vintage. Claro está, si buscas colocar un toque vintage a tu decoración moderna, puedes hacerlo, pero si piensas en algún material tallado, elige uno bastante modesto de tamaño y sobre todo que esté elaborado en acero inoxidable, dada la elegancia que esta aporta en comparación con otros materiales como la madera, que al tallarse, cambia su presencia.

Deja un comentario